20/9/09

La Proyección de Qi según Aimé Prouzet


El Wai Qi (energía externa) se emite a partir de la palma de la mano, hasta el punto Lao Gong (punto de acupuntura) del Meridiano del Maestro Corazón) y, a veces, los dedos corazón e índice.

La proyección de la energía puede realizarse según dos técnicas: bien por contacto físico, o bien por proyección a distancia.

Tratamiento por contacto

a) Se trata de un suave contacto de las palmas de las manos del especialista sobre el cuerpo del paciente para vincularse y equilibrar sus energías, para que el Qi perturbado del paciente vuelva, automáticamente, al estado normal del Qi del especialista, aunque no sin peligro para este.

b) De una forma más activa, el especialista utilizará su propio Qi para aumentar el Qi deficiente (de naturaleza Yin) del paciente o para eliminar el exceso (de naturaleza Yang)

En esta segunda técnica, el especialista deberá ser lo bastante experto para eliminar el Qi absorbido y para reequilibrar su propio estado energético.

Tratamiento a distancia

a) El especialista utiliza, en este caso, la palma de su mano para hacer penetrar su propio Qi en una zona o un órgano del paciente sin tocarlo.

b) Puede limitarse a pasar sus manos por encima de la parte del cuerpo enferma para que el paciente recupere una correcta circulación energética. Este último método es similar al Reiki, ya que la energía trasmitida recorre los canales del paciente sin que la voluntad del especialista se vea directamente implicada en su trabajo.

Estos tratamientos a distancia implican, para el especialista de Qi Gong, menos riesgos de perturbación de su propio Qi.

Fuente: “La autocuración con el Qi Gong” de Aimé Prouze

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...