13/8/09

Terapia Qi Gong


El Qi Gong es una especialidad terapéutica que forma parte de la Medicina Tradicional China. Se trata de una técnica milenaria que tiene como objetivo preservar la salud y recuperarla, si procede. Existen dos tipos de modalidades en esta disciplina, la primera está basada en la autocuración a través de la realización de distintos ejercicios y meditaciones que activan nuestro Qi interior, desbloqueando los meridianos y sanando nuestro organismo. La segunda modalidad consiste en la transmisión de energía del terapeuta al paciente y se denomina Curación por Exteriorización (Qi Wai Qi Zhi Liao)

Los estudios chinos califican esta especialidad de Qi Gong de excelente terapia para tratar la misma gama de enfermedades que trata la acupuntura. Siendo muy eficaz para reducir el dolor, disminuir las infecciones e inflamaciones, eliminación de células cancerosas, para combatir la artritis, relajar la tensión muscular, mejorar el tono de la piel, detener hemorragias, fortalecer el sistema inmunitario, renovar la vitalidad. En comparación con los pacientes tratados con acupuntura, los que lo han sido por Curación por Exteriorización de Qi padecen con menor frecuencia recaídas de la enfermedad.

En el capítulo 3 del Canon de Medicina Interna del Emperador Amarillo encontramos una de las primeras referencias escritas sobre la curación por exteriorización de Qi:

La Energía del Cielo es pura y azul, su intención es ordenar y consolidar la Energía Yang, protegerla de los factores patógenos y de su capacidad destructiva. Esta es la consecuencia de su proceder sobre el clima. Los sabios trasmiten su esencia y su espíritu, en sintonía con la energía del cielo y son capaces de conectarse con los espíritus luminosos. Oponerse a esto supone obstruir internamente los 9 orificios corporales, estancar los músculos externamente y dispersar y escindir la energía. La Energía Yang para el cuerpo humano es como el Sol en el cielo y oponerse a su actividad supone evidentemente acortar la vida. El movimiento celeste sirve para que podamos recibir la luz del Sol y gracias a ello el yang sobre nosotros y defiende el exterior de nuestro cuerpo.”

En los hospitales chinos es habitual encontrar departamentos especializados en la curación por emisión de Qi y algunos de sus especialistas aseguran que la mejor preparación para poder ejercitar esta técnica es la práctica del Qi Gong. También afirman que los acupuntores que practican Qi Gong son más efectivos porqué al pinchar al paciente también trasmiten la “Energía del Cielo” captada con el Qi Gong. Otros factores importantes que también se tienen en cuenta antes de practicar la emisión de Qi es la purificación del ambiente de trabajo, la existencia de un buen clima de confianza entre el terapeuta y el paciente, y el factor determinante que debe ser siempre el paciente quien solicite la sanación.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...