27/11/09

Reflexión


Plata en los cabellos.
Oro en los dientes.
Piedras en los riñones.
Azúcar en la sangre
Plomo en los pies.
Hierro en las articulaciones.
Y una fuente inagotable de Gas Natural.


¡¡¡Nunca pensé que a partir de los 40

pudiera llegar a tener tanta riqueza interior!!!

1 comentario:

Emma dijo...

JAJAJAJA! dicen que después de los 4o, cada uno tiene la cara que se merece!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...